Hoy se recuerdan veinticinco años del terrible atentado que se produjo a las quince horas del 17 de marzo de 1992 en la embajada de Israel en la República Argentina. Veintidós personas muertas y más de doscientos heridos fue el saldo del terror. La xenofobia, la discriminación, la desvalorización de la vida humana no tiene un objetivo específico sobre nacionalidad, credo, religión, género u oficio. En la nómina de fallecidos…, un compatriota… nacido en la bonita Paysandú, que perdió su vida mientras reparaba un aparato de aire acondicionado de una finca lindera. Miguel Ángel Lancieri tenía 48 años, padre ejemplar de cuatro hijos, amante de su ciudad natal y de la costa rochense donde verano tras verano disfrutaba de su clima, sus tradiciones y su gente.

Fuente: http://www.cciu.org.uy/

Miguel Angel Lancieri, un sanducero fallecido en el atentado a la embajada de Israel en la Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *